Buscar
  • Rodrigo Sosa

Los clásicos problemas del marketing de influencers y cómo evitarlos.

Al momento de realizar campañas de marketing de influencers suelen aparecer ciertos problemas por eso en este artículo te contamos cuáles son y cómo prevenirlos.



1 – Contenido que no favorece a la marca. Para evitar esto es fundamental hacer un análisis previo del tipo de contenido que genera el influencer para tener una idea de lo que puede crear para la marca y si su contenido está alineado a nuestros valores como empresa. No alcanza solo con revisar su feed, también veamos sus historias destacadas, reels y hagamos un seguimiento del contenido que vaya generando durante unos días antes de ofrecerle trabajar para nuestra marca.

Debemos dejarle en claro al influencer que debemos validar el contenido antes de publicarlo, principalmente si es una persona con la cual no se haya trabajado hasta el momento y/o lo estemos utilizando para una campaña puntual.

De esta forma nos vamos a asegurar que el contenido asociado a nuestra marca que vaya a subir este acorde al brief enviado.

2 – Mencionar otras marcas en los vivos. Al momento de realizar un vivo con un influencer es importante que él tenga claro lo que puede y no puede decir o hacer.

Pero tan o más importante es que lo tenga claro quien vaya a realizar la filmación del vivo o vaya a estar presente en el momento de la grabación.

Si nosotros estamos en el lugar podemos remarcar lo lineamientos a todas las personas presentes y corregir cualquier cosa que suceda durante la marcha.

En caso de no estar presentes, es importante que nuestros lineamientos le lleguen a todos los involucrados, aunque vayan a estar detrás de cámara.

No podemos evitar que los usuarios mencionen a otras marcas o hagan comentarios que no favorecen a la nuestra, pero sí podemos y debemos evitar que el influencer o quien grabe haga comentarios sobre los mismos o los lea.


3 – El influencer desapareció. Puede pasar que el influencer deje de responder nuestros mensajes y llamadas de un momento a otro. Puede que sea una persona con muchas actividades en el día o que justo ese día tenga muchos compromisos.

Lo ideal es que el influencer tenga claro de antemano el contenido a generar, cuando se debe publicar y con qué anticipación se debe enviar el material para validar. De esta forma el influencer podrá organizar sus horarios para poder tener el contenido a tiempo.

Si bien pueden surgir imprevistos, esto disminuye la probabilidad de que no se publiquen los contenidos en las fechas que se precisa.

También puede pasar que el influencer desaparezca, y que gracias a que la fortaleza de ellos, también es su debilidad, veamos en sus historias qué actividad está realizando en ese momento.

En estos casos lo mejor es tener paciencia para intentar completar todas las acciones contratadas, pero no volver a incluirlos para futuras acciones. En caso de haber contrato de por medio se puede apelar a él para no continuar con la campaña y si la misma aún no comenzó, podemos descartar al influencer por falta de compromiso.

Esto es un trabajo, pero no todos lo consideran así o no todos lo toman de manera profesional.

Las marcas son memoriosas y en los casos donde no existe un compromiso por parte del influencer, prefieren no volverlos a convocar para futuras acciones.


¿Cuáles fueron los problemas que tuviste al tratar con influencers?


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo